CONTRA EL PAISAJE, 2011




          Si es polémico el viejo binomio arte-naturaleza es porque aún tiene mucho que decir en esta época de necesarios cambios, especialmente respecto a lo que entendemos por el ya desgastado término de paisaje(2) y es porque nos encontramos en un curioso tiempo en el que se nos propone, como prácticamente un acto de fe, consumir y recuperar a la vez, buscar ante todo la comodidad pero esforzándonos en separar las basuras en nuestras casas, y dar algún donativo de vez en cuando para los países pobres. Estas y otras grandes paradojas que en un futuro no muy lejano tendremos que explicar a las nuevas generaciones, y para prepararnos habría que dar ya prioridad a la difusión de un tipo de cultura que sea algo más que una declaración de intenciones, porque políticas de beneficio a corto plazo son las que nos han llevado a esta demencial situación.

          Este proyecto es por tanto una propuesta de acción inmediata desde la filosofía del arte, desde su visión contemporánea y por tanto concienciada del problema, desde su  pedagógica y potencial labor de difusión de ideas en la sociedad. Aspira a dar una visión concreta,  y para ello se ilustra con obra de creadores locales, reunidos en principio bajo el epígrafe de, digamos, paisajistas (salvando las distancias con semejante disciplina de la arquitectura aunque sin renunciar a utilizar su vocabulario formal o técnico), que no olvidemos es ya su cuarta exposición como colectivo LiTWL(3) (Living in The Waste Land), preocupados por su desertizado entorno y expresando esto con sus diferentes discursos artísticos y a través de sus diferentes disciplinas. Es importante decir además que al vivir todos ellos aquí, en este lugar (con este paisaje), la ubicación cobraría una importancia esencial en el proyecto. Contribuiría además a construir esa necesaria identidad cultural asociada a las manifestaciones del arte contemporáneo local (necesaria por su triste escasez) y la relación de éste con su entorno paisajístico inmediato, que veremos cómo lo está no siempre desde posiciones cómodas o interesadas, sino también en ocasiones arriesgadas o comprometidas.

          Desde aquellas, correspondientes a una visión tradicional del paisaje, es decir tomando esta artificial formulación como una representación autocomplaciente y simplista de esa Naturaleza paradójica, salvaje y dominada a la vez, sobreexplotada pero conservando sus reliquias en parques naturales, propias en definitiva de un decorado y no de una realidad, imitaciones a lo sumo de las verdaderas reliquias que quedan de ese ente enfermo que llamamos Naturaleza. Un paisaje que más que mostrar nos oculta, y es por eso que nos situamos en el lado contrario, donde las posiciones artísticas implican un esfuerzo de investigación al situarse fuera de lo convencional y buscar alternativas, que constituye por tanto una visión enfrentada, a nivel artístico pero también conservacionista y ecológico. Hay mucha población en el mundo y se necesita producir mucho, pero nadie explica porqué se sigue tirando un tercio de todos los alimentos que se producen anualmente en el mundo, muchos de ellos cultivados en interminables campos de cuyos paisajes no podemos o no debemos pensar nada. La belleza de los escombros dejados caer en confusión de Heráclito se nos antoja no ya como categoría estética sino como espantosa realidad, hecho inevitable, escombros que ya son reliquias del desastre. Desde estas posiciones la visión de la situación tampoco es nada optimista, pero establece una crítica constructiva en todo caso que, lejos de la autocomplacencia general, propone soluciones desde el arte. Por tanto en este proyecto las distintas formas de ver y expresar el entorno se distancian de forma radial desde ese origen, “Contra el Paisaje”, que sirve de punto de fuga y abarcan todo un territorio en el arte.
                                                                        
Fernando López
Albacete, agosto de 2011
NOTAS:

(1) Del Oeste en la versión original.
(2) Paisaje (Paesaggio, paisagem, paysage, landschaft, landscape, etc.). Según el
    Diccionario de la Real Academia “1. Extensión de terreno que se ve desde un sitio,
    2. Extensión de terreno considerada en su aspecto artístico, 3. Pintura o dibujo que
    representa cierta extensión de terreno”.
(3)  LiTWL es un proyecto colectivo que se origina en el anterior TWL (The Waste Land)
    que se basó en el poema homónimo de Eliot. Pareció entonces que ese fragmento
    abrigaba, con cierta profunda oscuridad tal como dijo Ezra Pound, el proyecto de
    caminar por un paisaje en concreto.